fallas3

HAY QUE QUEMAR LO VIEJO PARA QUE NAZCA LO NUEVO

EL FUEGO ESTÁ PRESENTE EN UN GRAN NÚMERO DE FIESTAS

iStock_000061106768_Double

Falles de Sant Josep, València

Imagínense el castillo de Disneyworld ardiendo. Eso es más o menos lo que ocurre cada 19 de marzo en València: más de cien enormes construcciones de madera, cartón y poliestireno arden en una explosión del júbilo de los presentes. Las estatuas son representaciones caricaturescas de la actualidad local, española y del mundo: son sátiras de personajes y acontecimientos (ese político corrupto, el actor que hizo esas desafortunadas declaraciones…) que sus autores quieren dejar atrás, para empezar limpios, sin tristes recuerdos, el nuevo ciclo anual.

DSC_0396

Paso del Fuego, San Pedro Manrique

En la verbena de San Juan (23 de junio, allá por el Solsticio de Verano) se encienden hogueras en casi toda España. Pero son pocas las localidades en que realizan algo tan sorprendente como en San Pedro Manrique (Soria). Se tienden en las calles caminos de brasas por los que los mozos del pueblo deberán pasar descalzos, solos o con alguien a cuestas. La pirobacia, que así se llama la actividad, es una práctica ancestral cuyo origen y significado se desconoce, como se desconocen también las razones por las que estos jóvenes son capaces de realizarla sin quemarse.

Fachós_Castro_Caldelas_2014_-1

Procesión de los Fachos, Castro Caldelas

La Procesión de los Fachos de Castro Caldelas se remonta, se asegura, a 1753, cuando se humearon con antorchas todas las casas y calles del pueblo para purificarlas tras una epidemia de cólera. Pero la realidad es que seguramente se hace desde antiguo, puesto que la celebración se hace por San Antonio (19 de enero), fecha en la que se encienden hogueras en muchos otros pueblos. Las antorchas o fachos de esta pequeña localidad de Orense son de paja y llegan a medir 20 metros, por lo que se necesitan perchas para transportarlas.

stock-photo-129590535

Sant Antoni, Canals

La localidad valenciana de Canals es otra de las que enciende piras por San Antonio. Su hoguera, de 17 metros de altura, es la más grande del mundo, según consta en el Libro Guiness de los Récords. El primer tronco se planta el 1 de enero y durante los siguientes dieciocho días un grupo de mozos trabaja sin descanso para terminar la bella estructura cónica, cubierta con ramas de pino y coronada por un naranjo, que arderá toda la noche. El calor es tan intenso que los bomberos riegan continuamente las casas vecinas para que no prendan fuego.

DSC_0019

Falles, Isil

En muchos pueblos del Pirineo, en el día más largo del año (23 de junio, vigilia de San Juan), cuando el sol se pone, se enciende en una colina cercana una hoguera en la cual un grupo de personas prende antorchas hechas con grandes troncos, para acto seguido bajar al pueblo en procesión, transportando metafóricamente el sol, con su poder purificador y fertilizador, al núcleo habitado. Las hogueras se llaman faros y se cree que de antiguo se encendían sucesivamente en toda la cordillera, de este a oeste, iluminando y uniendo a los pueblos en la oscura noche.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter