churros

LOS CHURROS

De aspecto muy parecido a los Youtiao, deben probar los churros españoles en su versión más tradicional mojándolos en chocolate caliente.

El viajero oriental que visita España a menudo se sorprende al ver apostados en cualquier esquina de la ciudad que visita, un puesto ambulante con una pequeña multitud de ciudadanos hambrientos esperando su turno delante. Lo que ahora se llama “street food” (en versiones más o menos elaboradas) ya lo inventamos los españoles hace décadas. Son nuestras churrerías, algunas con una apariencia más moderna que otras, pero todas ellas con el denominador común de tener impregnado en sus paredes el delicioso aroma que producen los churros al freírse.
Nuestras queridas “churrerías” captan inmediatamente la atención de nuestros visitantes al distinguir tras las vitrinas apetitosas ristras de algo que al menos en su exterior se parece mucho, muchísimo a los populares youtiao que tan tradicionales son en su tierra pero que sin embargo son los churros, nuestros churros españoles.
Sus Youtiao son ligeramente salados pero nuestros churros al salir de la freidora tienen un sabor bastante neutro que explosiona en el momento en que la crujiente costra que los envuelve toma contacto con la lluvia de azúcar con la que el churrero, siempre tras preguntarnos, los inunda.
El Desayuno es, en ambas culturas, el momento en que tanto los Youtiao como los churros aparecen en las mesas con acompañamientos que varían desde el arroz congee y la leche de soja allí, o el chocolate a la taza y el café con leche aquí.
También es muy habitual ver en las calles españolas a los paseantes, sobretodo en invierno, cucurucho de papel manchado de aceite en mano, mojando los churros aún calientes en el azúcar que quedó en el fondo.
Y si son Ustedes de salir de fiesta han de saber que las churrerías, son a menudo los primeros establecimientos en subir sus persianas por la mañana y los últimos en bajarlas por la noche. Así que para reunir fuerzas antes de empezar o recuperarlas al terminar, los churros se convertirán en un gran aliado para disfrutar o bien para recuperarse del frenesí de la noche española.

El churro es una masa a base de harina de trigo, agua y sal cocinada en aceite. Normalmente son cilíndricos y se presentan en forma de bastón, en lazos o simplemente cortados en tiras. En su afán de innovación, los churreros, a veces también los presentan rellenos de chocolate, crema pastelera o incluso nata, siendo estos de mayor diámetro.
Fresh churros production from the kitchen in Catalonia

Fresh churros production from the kitchen in Catalonia

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter