RM_B&W (1)

RAMON MONEGAL

ramonmonegal.com

“LOS PERFUMISTAS INDEPENDIENTES SOMOS EL NUEVO LUJO”

Ramon Monegal (Barcelona, 1951) es miembro de la cuarta generación de una familia de perfumistas. Su abuelo, Esteve Monegal, escultor modernista y luego noucentista, fundó Myrurgia en 1916, una de las más antiguas y renombradas marcas de perfumería españolas. Además de cursar estudios de arquitectura y diseño, Ramon Monegal fue discípulo de los maîtres perfumeurs Artur Jordi Pey en Ginebra y Marcel Carles en Grasse.
Su primera creación fue Alada (1979), y es también el responsable de muchos de los grandes éxitos de Adolfo Domínguez. En 2007, tras vender Myrurgia al grupo Puig, creó Ramon Monegal Perfumes, con lo que realizó su sueño de crear su propia colección y llegar al usuario sin filtros ni intermediarios.

¿Cuántos perfumes nuevos crea al año?
Cuando creé mi propia marca hice una colección de treinta fragancias en un año y medio. Era una colección de memorias o de flashbacks, que repasaba toda mi vida. Después he ido creando cuatro o cinco fragancias al año, unas diez si contamos los encargos para terceros. Estas son las que salen al mercado, pero hago otras que se quedan en el cajón, esbozos que quizá algún día termine…

¿De dónde saca la inspiración?
Cuando tienes un objetivo es fácil desarrollar un perfume. En cambio, si trabajas ante un lienzo blanco vas haciendo pruebas y más pruebas y no llegas a ninguna parte. Necesitas un punto de partida, una idea. Mis memorias olfativas tenían una razón de ser evidente. Ahora estoy explorando mis orígenes, que son los de Myrurgia: la influencia árabe en España. Llámalo tipismo si quieres, pero consiste en volver a ser lo que era para diferenciarme de los perfumistas franceses, alemanes, italianos… Mi maestro, Artur Jordi Pey, siempre me decía: “Ahora que eres joven tienes muchas ideas y cero técnica, y cuando seas mayor tendrás toda la técnica y ninguna idea”. Apúntatelo todo en libretas. Cuando no tengas ideas repasa las libretas y verás o bien que la idea es absurda o que después de veinte años te sigue gustando.

“NUESTRA RAZÓN DE SER ES RETOMAR ESA LIBERTAD, USAR INGREDIENTES QUE YA NO SE USAN E IR HACIA LA EXCLUSIVIDAD”

Cuando en el 2000 Myrurgia fue absorbida por Puig usted pasó a formar parte de su equipo de perfumistas. ¿Por qué lo dejó?
Todos los perfumistas sueñan con crear y comercializar sus propios perfumes. Cuando Puig compró Myrurgia, me fichó para que me ocupara de mantener la identidad de la marca, de modo que cuando finalmente la marca desapareció mi trabajo allí dejó de tener sentido. Una vez estuve fuera dediqué año y medio a reflexionar sobre qué camino quería seguir y a escribir mi novela. Siempre digo que Ferran Adrià es lo que es porque cerraba El Bulli seis meses al año. Es muy importante pararse y pensar.

¿Cuál es su perfume más icónico, aquél por el que es más conocido?
En su momento el más importante fue Entre Naranjos. Actualmente las más populares son Agar Musk, Mon Patchouly y Cherry Musk. Éste es el póquer.

¿Las modas marcan el camino o hay margen para la creatividad personal?
En la perfumería comercial no hay libertad ni de creación ni de coste. Yo la dejé cuando el coste del perfume pasó a ser inferior al del tapón. Hoy existe uniformidad porque los costes han limitado tanto los ingredientes que todo el mundo trabaja con los mismos. Nuestra razón de ser es volver a coger esta libertad, usar los ingredientes que ya no se utilizan e ir hacia la exclusividad. Las marcas de lujo generalistas son el nuevo mass market y nosotros, los perfumistas independientes, somos el nuevo lujo. Lo que más desea la gente es llevar un perfume que no lleve nadie de su entorno. Es mucho peor encontrarte en una fiesta alguien que lleve tu mismo perfume que alguien que lleve tu mismo vestido. Porque el perfume forma parte de ti.

AgarMusk

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter